Highlights by A.S.B: Conclusiones, Balance y Resumen del Hay Festival 2017

15492144_1202912406465732_8629993200682654679_n

Todos los años, cada vez que se acaba el Hay Festival de Literatura en la ciudad de Cartagena, se escuchan diversos comentarios, gente contenta, otros inconformes, otros furiosos, otros nostálgicos por ese final, que sentimos cada vez que se acaba algo que nos satisface y nos saca un poco de la rutina cotidiana.

Personalmente,  aunque no es un festival perfecto, y se puede mejorar en la organización de algunos eventos, y en la terrible actividad de la preventa de boletas, que este año pasó a otro nivel, con revendedores en todos los puntos de los eventos, y acosando a las personas, y vendiendo muy por encima del valor las boletas. A pesar de todo eso, el festival mantiene su magia. Y personalmente, esta edición estuvo muy notable.

Como todos los años, tuve la oportunidad de asistir a varios de los eventos, como prensa, y tal como lo mencionaba en mis recomendados antes de que iniciase el festival, la variedad es uno de los elementos en que el Hay crece cada vez más. Y no lo veo como algo negativo, que cada vez las personas se encuentren más eventos en otras áreas como ciencia, arte, música, cómic, etc. Por supuesto, la literatura sigue siendo la actividad central del evento, pero estas actividades, que no siempre están tan apáticas al concepto literario, ya que cuentan con algún libro también, dan mayor variedad, vida, democratiza y amplia en sus verdaderas dimensiones, el concepto de la literatura. Como ya nos lo demostrara la Academia del Nobel el año pasado, con el Nobel de Literatura a Bob Dylan, que por cierto tuvo un evento especial en el marco del festival. Y por supuesto, para mí fue muy merecido, como lo manifesté desde mis redes.

Pero la verdadera esencia de este escrito, es hacer un resumen de las actividades a las que pude asistir, y en una especie de diario compartir con ustedes mi ruta en el Hay Festival 2017:

 

16300242_10155874315399968_1811209579914430446_o

Inicié con el Conversatorio sobre el documental “Cuando se silencien los fusiles” de la periodista Natalia Orozco. Documental que se ha anunciado hace pocos días que inaugurará la próxima edición del FICCI. En Cinecolombia Bocagrande Plaza. En el conversatorio se mostraron 3 fragmentos del documental, que hicieron de buen abreboca. En los tres se mostró: La posesión del presidente Santos como presidente en su primer periodo y su discurso, además de testimonios de los líderes de la mesa de parte del gobierno y de las FARC. En el segundo, en el episodio dedicado a las víctimas, fue un fragmento muy emotivo, y que seguramente será el más emocional del documental. Y en el tercero, algunas tomas sobre los guerrilleros, cuando Pablo Catatumbo les está informando a uno de los frentes sobre el avance de los acuerdos. En lo poco que se pudo ver, se puede apreciar un trabajo muy interesante que no debemos perdernos. En el conversatorio, además Natalia nos contó sobre la dificultad de hacer el documental, rodar las escenas, tanto con la delegación del gobierno, como la de las FARC, en momentos cuando apenas estaban haciendo las negociaciones.

Ese mismo día, también asistí al Conversatorio “Constructoras de Paz”, donde tres jóvenes de distintas regiones del país narraron sus experiencias, sus dificultades y sus proyectos. Las tres charlaron con la excelente periodista Mabel Lara. Y fueron testimonios esperanzadores y emotivos, donde salieron frases como las siguientes:

No hay recursos pero hay fuerza

“Puedes conocer los métodos anticonceptivos, pero lo más importante para evitar los embarazos en menores es tener clara la noción de quien eres y a dónde vas”

(Respuesta de una de las jóvenes en el conversatorio “Constructoras de Paz”)

 

16179545_10155875286704968_3702447511065515887_o

Ese mismo día, también asistí al primero de los tres eventos a los cuales asistí, con la escritora Yolanda Reyes como protagonista. En el Conversatorio “Sobre hijas e hijos” con Patricia Lara y Yolanda Reyes, fue un excelente conversatorio donde ambas narradoras contaron de detalles de sus novelas, y centrando el tema de la familia y los hijos, con una nutrida participación del público, que también buscaron orientación de las escritoras en sus propios problemas con sus hijos. Yolanda Reyes estuvo excelente, y habló de su último libro, “Que raro que me llame Federico”. Y dijo la siguiente frase:

La literatura es la necesidad de atrapar y retratar lo que se escapa de lo que se dice… de los silencios”.

También asistí a dos conversatorios con el neurólogo, psiquiatra y psicoanalista, Boris Cyrulnik. El primero titulado: “(Súper) héroes”, como uno de sus libros. En el evento habló sobre su más reciente libro, del mismo título, sobre la resiliencia, sobre la maternidad y sobre los héroes y su necesidad en las distintas etapas de la vida. Yo estoy leyendo su libro y me parece muy interesante. Especialmente su visión, su experiencia y su historia dolorosa, que se remonta a los campos de concentración de Alemania.

 

16195323_10155876243804968_2567076661802916900_n

Otro de los mejores eventos, fue el Conversatorio “Colombia, dos visiones” Con los escritores William Ospina y Enrique Serrano, conversando con Alejandro Santos. Fue un conversatorio con mini exposiciones sobre la historia de Colombia y de Latinoamérica, de los orígenes de nuestra cultura excluyente, indiferente y violenta. Y ambos escritores acertaron de forma lúcida con apuntes en estos temas, y mostraron diferencias entre otros temas. Pero uno de los momentos cumbres fue cuando William Ospina recitó un fragmento de las “Elegías de varones ilustres de indias” de Juan de Castellanos, a propósito de su obra “Auroras de sangre”… lo recitó para de forma poética confrontar a Serrano en su argumento de que nuestra historia, pasado y conquista no fue tan violenta como dice la historia… al final, muchas referencias al pasado y poca incursión y luces en el presente. Pero con contundentes mensajes y reflexiones finales de ambos.

 

16299938_10155878435119968_169837231543663994_o

Y hablando de los mejores eventos, sin dudas, uno de ellos fue el Conversatorio “Las Nuevas Reformas”, que reunió a un amplio número de invitados importante del Hay Festival: con Juan Cárdenas, Renato Cisneros, Carlos Franz, Carlos Granés, Maylis de Kerangal, Ana María Machado, Leonardo Padura, Enrique Serrano, Abram de Swaan, Philippe Sands y Jane Teller, en conversación con María Elvira Samper. El concepto del encuentro fue muy interesante, a propósito del aniversario de las 95 tesis de Martín Lutero para reformar la autoridad de la Iglesia católica. Los invitados tenían que proponer sus propias reformas sobre cualquier institución moderna, en un ejercicio muy fructífero e interesante. Las propuestas de reformas fueron de todo tipo, desde cómicas, hasta puntos más serios y reflexivos. “Abolir el Sacramento de la Confesión”, “Reformar o abolir la indulgencia en el campo de la literatura”, “Abolir la figura del curador de arte”, “Abolir el código penal 1622 en Francia, que expone el delito de la hospitalidad, al ayudar a extranjeros a ingresar a la frontera”, “Una reforma interior, escuchar y respetar a los demás”, “Reformar el Génesis”, “Abolir el miedo”, “Abolir las reformas”, “Reformar que todos somos ciudadanos de mundo, y abolir pasaportes”, “Reformar anonimato en Internet”… esas y otras fueron las propuestas que ese día dieron varios de los ilustres panelistas.

 

16298532_10155883318739968_520752459549655518_n

Llegó el sábado, que fue el día más intenso del festival, con la mayoría de los eventos más importantes. Inicié con el Conversatorio “Instrumental” con el pianista James Rhodes, quien conversó con Juan David Correa. Rhodes habló de su libro, de su experiencia, de su carrera, de su música y de sus traumas, que sirvió de gran abrebocas para el convierto de ese día al final de la noche. A esa misma hora en Cinecolombia Bocagrande Plaza, se proyectaba el documental: “La Cláusula Balcells”, sobre la mítica editora y agente literaria de los escritores del Boom de la Literatura Latinoamericana.

Luego, estuvo el Conversatorio “Humboldt” con la autora del libro “La Invención de la Naturaleza. El Mundo Nuevo de Alexander Von Humboldt”, Andrea Wulf. Donde la autora presentó su libro, con una muy completa exposición de su investigación.

Posteriormente, fue el tercer evento con Yolanda Reyes (el segundo había sido en la biblioteca de la Cooperación Española, en un evento dirigido a los docentes), en donde compartió escenario con la escritora Ana María Machado, y conversaron con Margarita Valencia.  Yolanda Reyes, tiene un aura de docente y pedagoga, a la vez que de intelectual y amante de las letras. Ya conocía algunos de sus escritos, y su valiosa labor en “Espantapájaros”, con la formación de jóvenes lectores. Pero escucharla expresarse y absorber un poco de su conocimiento, sin dudas me hizo admirarla mucho más.

La tarde de sábado continuó con el conversatorio con Joël Dicker, el joven escritor suizo que tuvo enorme éxito con su primera novela: La verdad sobre el caso de Harry Quebert. Habló sobre el éxito de su primera novela, y la forma en que la concibió, sobre la nueva novela y sus futuros proyectos.  Pero la tarde del sábado, se cerró con broche de oro, con dos de los mejores eventos del festival: Primero, el Conversatorio entre Leonardo Padura y Héctor Abad Faciolince. Excelente, donde Padura habló de su obra, de su vida en Cuba, de sus premios, y al final se hizo la proyección de un documental “Vivir y escribir en La Habana” sobre el mismo Padura. Y el cierre del día, fue con el Concierto del pianista James Rhodes. Con comentarios de él mismo en medio de cada interpretación. Fue un excelente evento, sentido e íntimo evento. Antes de iniciar el concierto, Rhodes dijo unas palabras significativas al público: “Fuck Donal Trump”. De hecho, la realidad y los últimos acontecimientos de la política internacional fue plato de mesa en creo que casi todos los conversatorios y eventos.

Y el último día del #HayFestival17, lo cerré con dos eventos: “Vestigios de la Segunda Guerra Mundial”, con Boris Cyrulnik, Abram de Swaan y Philippe Sands, en conversación con Kirsty Lang (que fue para mí, la mejor entrevistadora de todo el Hay). Y “Cosmovisiones indígenas en América”, con Jon Landaburu y Natasha Kanapé, en conversación con Camilo Hoyos. Ambos muy interesantes y refrescantes eventos para cerrar esta notable edición. Mientras en el Teatro Adolfo Mejía a esa hora, sonaba el ritmo del bambuco en el evento musical de clausura.

Así que, en síntesis, a pesar de los problemas que mencioné al inicio, el Hay Festival sigue siendo un evento refrescante, pertinente y valioso para la literatura y la cultura en general. Conocer de cerca a nuestros autores favoritos, escucharlos, pedirles una firma o una foto, conocer gente con nuestras afinidades y gustos similares… en fin, sigue siendo un encuentro para abrirnos más al mundo. ¡Hasta la próxima!

 

_MG_0715 [50%]

Alejandro Salgado Baldovino (A.S.B)

Coordinador de Contenido Soundwalkrs

Twitter: @alejo_salgadoB

Instagram: @alejandros17.89

Blog: asbvirtualinfo.blogspot.com

 

 

Anuncios