Crónica de un frito by Juliana Rojas

 

IMG-20160122-WA0007

 

Eran las 6:18 de la tarde, tan solo 18 minutos después de la apertura del  XXXII del Festival del Frito. Evento que se realiza siempre en el marco de las fiestas de la Candelaria, y ya la música sonaba a todo timbal. A medida que nos acercábamos, el ruido de la gente nos daba a entender que este festival  ya estaba más que prendido.

A la entrada nos recibieron mesas llenas de dulces típicos de esta región; muñequitas de leche, dulce de leche, dulce de icaco, de coco, de piña, de guayaba… Las 49 mesas concursantes humeaban por el aceite que estaba en su punto para que cada uno de esos fritos fuesen crocantes por fuera y tiernos por dentro. Y comienza así, la gran aventura de encontrar el frito perfecto dentro tantas opciones.

Comenzamos de atrás para adelante, mesa #49, Elsa Dao y su empanada innovadora de animales de monte: guartinaja, armadillo y conejo, ¡con huevo claro! ¡Y qué empanada, Imperdible señores! llena de sabores, crocante por fuera, jugosa por dentro y te vas topando con diferentes carnes y texturas, uno de mis acompañantes dijo…uuuu ya sentí el conejo… A esta formidable cocinera la pueden encontrar, cuando no es festival, en la 5ta colonial, debajo del centro comercial Colonial.

 

festival-de-frito-cartagena

 

Mesa #48, la de Mikaela Moreno Miranda, quien me llama desde lejos sonriéndome y me dice que me acerque, que ella fue la ganadora de un festival pasado y que su especialidad son las carimañolas. Sin duda, Mikaela la que mejor sabe vender, las carimañolas, de las que probamos, con el picado mas sabroso. También comimos la empanda con huevo y carne. Para mí, esta es la mesa ganadora, todo estaba muy rico y bien freído. A Mikaela, la pueden encontrar siempre en la iglesia de Santa Cruz de Manga.

Mesa #44, Bertha Guerrera Alvarez y su arepa caribeña rellena de pulpo, calamar, camarón, palmito, butifarra, pollo y chorizo. Confieso que de primerazo me asusté, después me atreví, y menos mal me atreví, porque fue una explosión de sabores y nuevas combinaciones que a mí a y a mis acompañantes nos fascinaron. A Doña Bertha la consiguen en Alcibia, cerca de la funeraria Los Olivos.

A medida que caminábamos, íbamos observando que mesas tenían las filas más largas y así saltamos a la mesa #11, la de Ana Cecilia. El mejor buñuelo de frijol de todos, tierno por dentro, incluso lo comimos un poco frío y todavía no se perdía el crocante de la parte externa. El buñuelo de frijol tiene la particularidad, de que si no está lo suficientemente húmedo por dentro puede ser un poco difícil de comer sin una Kola Román al lado. Y este estaba en su punto. A Ana Cecilia la pueden encontrar en la Calle de la Cruz en el barrio de San Diego, por los lados de la Matuna. Anoten para cuando quieran tardear de la mano de un excelente buñuelo de frijol.

Seguimos llegando a las mesas de filas más largas y nos topamos con la mesa # 33, la de Graciela Pianeta Mesa. Aquí nos encontramos con una rica carimañola. A Graciela la pueden visitar en la urbanización Simón Bolívar, y como ella misma dice, hace todo tipo de fritos para eventos y fiestas.

Por último pero no menos importante, la arepita de dulce, la pueden probar, muy rica, en la mesa #34 la de Ana Mercedes Anaya.

Debo decir que mi frito favorito es la carimañola y de todas las mesas que probé, si bien probé unas ricas carimañolas, no encontré una realmente excepcional. Ese frito está rodeado de grandes desafíos, algunas estaba ricas de sabor, pero aguadas. Otras crocantes por fuera pero con sabor a aceite quemado. Por lo que me veré obligada a regresar hasta que encuentre esa perfecta carimañola, a la que se le conoce popularmente como la reina del frito.

Apreciado Soundwalkr, este es un Festival muy tradicional de la cultura cartagenera en donde los locales se ponen cita después de salir de sus trabajos para deleitarse con sus especialidades, muchos de ellos visitan todos los años este evento y son expertos catadores. La mesa ganadora, será la que más venda durante el año.

Me despido, dejándoles los fragmentos de la perfecta descripción poética de la empanada con huevo, escrita por Daniel Lemaitre.

Cosa vieja, cosa buena/ con que no podrá “lo nuevo”/ es la empanada con huevo/ oriunda de Cartagena./ Si alguna dicha terrena/ entre los mortales anda/ es esa cosa admirada/ de masa y de huevo frito/ nacida en el Corralito/ una noche de parranda./ No hay adjetivo sonoro/ que apologice fielmente/ una empanada caliente/ con su encajito de oro./ Y siendo una maravilla/ autóctona y singular/ se le deben dispensar/ honores de historietilla,/ pues Bogotá, Barranquilla/ el Norte, el Sur, y el Oriente/ vienen aquí expresamente/ para saber a qué sabe/ con la mano y con cazabe,/ una empanada caliente./ Brillat-Savarín ya muerto/ Si volviera de la nada/ diría ante la empanada/ si oyera la Eterna voz:/ espérate papa Dios/ que tengo aquí una empezada!.

 

Para ver más información detallada sobre los recomendados en el Festival del Frito y otros eventos , descarga el aplicativo Soundwalkrs, donde a través de Explore Tag, encontrarás diversas recomendaciones. ¡No dejes de revisarlos!

 

Juliana Rojas Román

Twitter: @jrojasroman

Instagram: @juliana_rojas_roman

 

 

 

 

 

12552931_10154619392189968_1619506414372254506_n

 

 

Anuncios

Un comentario en “Crónica de un frito by Juliana Rojas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s